Hotel Los Agustinos- Introducción

    Más de seiscientos años han sido necesarios para que el antiguo convento de San Agustín vea que sus anchos muros de piedra, primorosamente restaurados, den paso a unas modernas instalaciones hoteleras para orgullo y disfrute de la ciudad de Haro.

    La comarca de Haro está situada entre la sierra de la demanda y la sierra de Toloño. Bañada por el río Ebro y su afluente, el río Oja Tirón, de donde procede el nombre de la Comunidad Autónoma La Rioja. La fecha tradicional de la fundación de la Villa de Haro se sitúa en torno al Siglo XI.

    Hotel Los Agustinos- Convento

    La historia cuenta que el Rey de Castilla, Fernando IV, concedió un privilegio a los llamados “ermitaños de San Agustín” que permitía a dichos religiosos fundar conventos en los reinos de Castilla, León y Portugal sin necesidades de licencia de los diocesanos ni de otros.

    El convento de San Agustín fue promovido por Don Diego López de Haro, Este convento gozó de gran predilección por parte de los harenses, tomando incluso, a San Agustín como abogado contra heladas y guardando sus fiestas como las demás.

    Facha-del-Hotel-Los-Agustinos

      En 1811 el convento sirvió de hospital militar, y terminada la guerra en 1813, se devolvió a los agustinos.

      En 1834, el convento pasó a manos del Estado. En el año 1838, sus campanas fueron incautadas por el Gobierno, derribándolas y conduciéndolas a Santander para fundirlas.

      En marzo de 1839, fue cedido por Real Orden (consejo de la Academia de Bellas Artes) al ayuntamiento de Haro. Entonces fue casa de beneficencia, caridad e incluso cárcel. Las columnas que soportan su importante claustro aún conservan inscripciones que realizaron los presos que por sus celdas pasaron, celdas que hoy han sido derruidas dejando el claustro en su estado original.

      En 1941 el Ayuntamiento acordó la construcción del teatro “Bretón de los Herreros”, obra dirigida por el arquitecto Martín de Saracíbar, en el lugar que ocupo la iglesia del convento, inaugurándose un año más tarde.

      En 1989 el convento dejó paso al hotel Los Agustinos, recientemente renovado en su totalidad. La zona alta del convento, antiguamente utilizada por los frailes como dormitorios, ha sido convertida en amplias y confortables habitaciones dotadas con los equipamientos más actuales. El hotel Los Agustinos cuenta con 62 habitaciones, (1 suite, 1 júnior suite, 54 dobles, 6 individuales) y se ofrece con una amplia y selecta oferta de servicios, entre los que destaca el Restaurante LAS DUELAS, que unido al resto de los servicios del establecimiento hacen del hotel Los Agustinos uno de los mejores establecimientos hoteleros en su categoría de 4 estrellas

      El Claustro del antiguo convento de San Agustín, con siete siglos de historia, recoge hoy unas modernas instalaciones y equipamientos, donde celebrar cualquier evento se convierte en un privilegio excepcional. Considerada como la obra cumbre del Hotel, el Claustro se ha cubierto con una gran bóveda de cristal especial, que tamiza la entrada de los rayos solares y aísla el espacio del las inclemencias del tiempo, conservando el edificio su tradicional aspecto y abre un abanico de posibilidades de utilización en eventos especiales.

      El emplazamiento, la arquitectura, la decoración, la amplitud del espacio, la calidad de sus servicios y el equipamiento complementario que ofrece el Claustro, convierten sus más de 800 m2 en el lugar idóneo para todo tipo de celebraciones: bodas, banquetes, presentaciones, exposiciones, comidas de empresa, conciertos, catas, etc. Existe además la posibilidad de realizar cualquier tipo de montaje, y de seleccionar los servicios y equipamientos, que más se adecuen a las expectativas de nuestros clientes.

      Además de sus salones, el Hotel Los Agustinos pone a su disposición una dilatada experiencia en la celebración de eventos con un servicio profesional y un trato impecable.